miércoles, 2 de diciembre de 2009

Carta a mamá

Hola mami:


No ha pasado mucho tiempo y aún recuerdo tu mirada de mamá estricta, bondadosa y querendona.
Siempre he admirado tu carácter de mujer rígida. Te juro que a veces me gustaría ser como tú, pero por más que lo intente estoy seguro que jamás podré llegar a ser la genial persona que eres.
Te quiero mami. Te quiero aunque no lo diga muy seguido. Te quiero a pesar de tus mil sermones. Te quiero aún a la distancia. Te quiero porque te debo la vida, porque, a pesar de todo, tú siempre me vas a querer.
Creo que no existe palabra alguna para poder expresar el cariño que te tengo, pero al menos deseo hacértelo saber mediante mis líneas.
Mami, siempre he sido un tonto, pues no me comporto de la manera como tú quisieras que lo haga. Esa manera especial, tierna y cariñosa que existe entre una madre y su hijo. Pero créeme, lo intento, solo que siempre fallo. No sé por qué contigo todas las cosas me salen mal.
Creo que nunca llegaré a ser el hijo que tanto soñaste, pero tú sí, tú siempre serás la mamá que todo hijo desea tener.
Sabes, si he de volver a vivir, me gustaría volver a nacer de ti. Eres la mejor mamá del mundo.
Sé que al término de la primavera volveré a tenerte cerca. Lo sé porque tú así me lo has prometido, y yo confío en ti.
Te extraño mami. Te extraño muchísimo. Quiero acabar estas breves líneas diciéndote eso, que te extraño.

1 comentarios:

GuS dijo...

Paseando por la blogosfera he llegado a tu grandioso blog hermano...
tu carta me ha conmovido.. recuerdo ke yo tambn le dedike una carta a mis padres...
te sigo,...
felicidades por el blog y segun tu perfil eres un chiko interesante jeje..
te leo!!!!

Visitame kuando puedas!

Publicar un comentario