martes, 22 de febrero de 2011

Poema XV

Tu mirada almendrada, fija y soñadora como ninguna,
Tiene el recuerdo de un futuro improbable, uno que nunca existirá
Pero que, sin embargo, yo ya guardo recuerdos.

Tus labios de líneas curvas, como silueta de guitarra,
Me envuelven en su inquietante travesía cuando rozan con los míos.

Eres indescifrable y tan sencilla como un anillo.
Conservas sueños interminables en los despertares crepusculares
Y juegas a ser la princesa de un sueño infinito.

En los días de soledad, tu recuerdo disipa toda tristeza,
Y empiezo a extrañarte, con tan solo un suspiro.

1 comentarios:

Brekiaz dijo...

le haz cambiado nombre al blog, reberendo so!! jajaja
tamos inspirados krjo!! jajajaja
yaya me alegro q t valla muy bien
un beso feo xD

Publicar un comentario